Si cuentas con capital para invertir, te recomendamos hacerlo en más de un tipo de negocio. Por ejemplo, puedes invertir tu plata en un puesto de comida, una bodega y en cabinas de internet. Así, puedes generar muchas ganancias incluso si a alguno de esos negocios no le va tan bien. En cambio, si concentras tu inversión en un solo lugar, el riesgo de pérdida aumenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *